Compartir
Publique en esta revista
Información de la revista
Vol. 28. Núm. 1.Enero - Febrero 2017Páginas 1-50
Compartir
Compartir
Descargar PDF
Más opciones de artículo
Visitas
54
Vol. 28. Núm. 1.Enero - Febrero 2017Páginas 1-50
Investigación clínica
DOI: 10.1016/j.neucir.2016.06.003
Incidencia y factores de riesgo de reingreso hospitalario a los 30 días en pacientes neuroquirúrgicos
Incidence and risk factors of 30-day readmission in neurosurgical patients
Visitas
54
Antonio José Vargas López
Autor para correspondencia
ajvargaslopez@hotmail.com

Autor para correspondencia.
, Carlos Fernández Carballal
Servicio de Neurocirugía, Hospital General Universitario Gregorio Marañón, Madrid, España
Visitas
54
Información del artículo
Resumen
Texto Completo
Bibliografía
Descargar PDF
Estadísticas
Figuras (1)
Tablas (5)
Tabla 1. Resumen de datos demográficos de los pacientes y tipo de procedimiento realizado
Tabla 2. Casuística y frecuencia de reingreso de los principales grupos diagnósticos, así como la causa de reingreso y su frecuencia
Tabla 3. Diferentes diagnósticos que precipitaron el reingreso con sus correspondientes frecuencias
Tabla 4. Frecuencia de reingresos en otras especialidades descrita en trabajos previos
Tabla 5. Frecuencia de reingresos en neurocirugía descrita en trabajos previos
Mostrar másMostrar menos
Resumen
Objetivo

El reingreso a los 30días se ha convertido en un parámetro de uso creciente como indicador de calidad asistencial. El presente trabajo pretende establecer la frecuencia de reingreso a los 30días entre pacientes que precisaron intervención neuroquirúrgica, así como analizar los factores relacionados con dicha eventualidad.

Material y métodos

Se han revisado de forma retrospectiva los pacientes intervenidos en nuestra institución desde el 1 de enero de 2012 hasta el 31 de diciembre de 2013. Se han identificado los pacientes que precisaron reingreso en los primeros 30días tras recibir el alta hospitalaria, así como la causa que motivó dicho ingreso. Se han analizado los factores relacionados con el reingreso.

Resultados

Se llevaron a cabo 1.854 intervenciones en 1.739 pacientes durante el período señalado. Durante el ingreso fallecieron 36 pacientes (2,1%). De los pacientes restantes, un total de 174 (10,2%) precisaron reingreso hospitalario en los primeros 30días tras el alta. La principal causa de reingreso estuvo representada por los problemas relacionados con la herida quirúrgica (21,2% del total de reingresos), seguida de los procesos respiratorios (18,8%). El 73,9% de los reingresos aconteció en pacientes en los que se había realizado cirugía craneal. Los factores relacionados con una mayor tasa de reingreso fueron la comorbilidad múltiple estimada por el índice de comorbilidad de Charlson y la duración de la estancia hospitalaria anterior al reingreso.

Conclusiones

En nuestra serie el 10,2% de los pacientes precisaron nuevo ingreso hospitalario a los 30días. La comorbilidad múltiple expresada por el índice de comorbilidad de Charlson y la duración de la estancia hospitalaria estuvieron relacionados con dicha eventualidad.

Palabras clave:
Coste sanitario
Mejoría en calidad
Reingreso
Neurocirugía
Abstract
Aim

The 30-day readmission rate has become an important indicator of health care quality. This study focuses on the incidence of 30-day readmission in neurosurgical patients and related risk factors.

Material and methods

A retrospective review was performed on patients treated in a neurosurgery department between 1 January 2012 and the 31 December 2013. Patients requiring readmission within 30 days of discharge and the readmission diagnosis were identified, and the factors related to their readmission were analysed.

Results

A total of 1,854 interventions were carried out on 1,739 patients during the aforementioned (study) period. Of the remaining patients, 174 (10.2%) required readmission within 30 days of discharge. The main causes of readmission were problems related to the surgical wound (21.2% of all readmissions), followed by respiratory processes (18.8%). A total of 73.9% of readmissions occurred in patients who had undergone cranial surgery. Multiple comorbidities estimated by Charlson comorbidity index and length of hospital stay were identified as factors related to a higher readmission rate.

Conclusions

The 30-day readmission rate observed in our series was 10.2%. Multiple comorbidity expressed by the Charlson comorbidity index and length of hospital stay were related to readmission.

Keywords:
Health care cost
Quality improvement
Readmission
Neurosurgery
Texto Completo
Introducción

La evaluación de la calidad de la asistencia sanitaria ha pasado a ser un imperativo en los últimos años. Uno de los indicadores de calidad más utilizado es el reingreso hospitalario a los 30días1. Si bien en ocasiones esta eventualidad puede no ser completamente evitable, se considera que representa un reflejo de la efectividad del tratamiento realizado, así como de la morbilidad asociada con el mismo.

El reingreso hospitalario precoz, además de condicionar evidentes consecuencias negativas en la calidad de vida del paciente y un potencial aumento del riesgo de infección nosocomial2, supone un gran impacto económico. Se estima que el coste de reingreso en la población Medicare en un año ascendería por encima de 17.000 millones de dólares3.

La frecuencia de reingreso, así como los factores asociados, pueden variar entre las distintas especialidades4,5. De hecho las causas que lo precipitan son diferentes entre pacientes que han recibido exclusivamente atención médica frente a los que han recibido tratamiento quirúrgico6,7.

El trabajo presente surge, por tanto, de la necesidad de conocer tanto la frecuencia del reingreso hospitalario a los 30días como los factores asociados con el mismo en pacientes neuroquirúrgicos.

Métodos

Se han analizado de forma retrospectiva los pacientes que precisaron intervención neuroquirúrgica en el Hospital General Universitario Gregorio Marañón en el período comprendido desde el 1 de enero de 2012 hasta el 31 de diciembre de 2013. Los procedimientos fueron recogidos del registro de cirugías perteneciente al Departamento de Neurocirugía. Han sido excluidos los procedimientos endovasculares, las monitorizaciones de presión intracraneal en enfermos neurocríticos, los drenajes ventriculares externos y las intervenciones ambulatorias.

Se obtuvieron los datos pertenecientes al diagnóstico que motivó el ingreso inicial —también llamado ingreso índice— y al tratamiento efectuado. Según el diagnóstico índice se generaron los siguientes 6 grupos diagnósticos: pacientes con tumores cerebrales, hidrocefalia, malfunción del shunt, hematomas subdurales crónicos, patología del raquis que precisa instrumentación y patología del raquis no instrumentada. En cada uno de los pacientes se analizaron variables demográficas (edad y sexo), antecedentes medicoquirúrgicos y la duración de la estancia hospitalaria durante el ingreso inicial. El subgrupo de pacientes pediátricos comprende aquellos de edad menor de 18años. El impacto de las comorbilidades médicas de cada paciente ha sido estimado mediante el índice de comorbilidad de Charlson (fig. 1). La información perteneciente a estas variables fue obtenida de la historia clínica de los pacientes.

Figura 1.
(0,26MB).

Índice de comorbilidad de Charlson.

Se identificaron aquellos pacientes que precisaron nuevo ingreso en cualquiera de los departamentos de nuestro centro durante los primeros 30días tras recibir el alta hospitalaria, con el correspondiente diagnóstico que lo motivó. Fueron excluidos los reingresos programados para intervenciones o administración de tratamiento quimioterápico, así como los destinados a realización de pruebas complementarias.

El análisis univariante para identificar el impacto por separado de cada una de las variables en el reingreso se ha llevado a cabo mediante el empleo de los tests paramétricos chi cuadrado y t de Student. Así mismo ha sido realizado el análisis multivariante mediante modelo de regresión logística. Fueron dicotomizadas las variables edad, separando pacientes mayores de 65años del resto, y el diagnóstico inicial, diferenciando pacientes con patología craneal de pacientes con patología espinal u otro diagnóstico diferente. Se empleó el software SPSS 15.0. Se estableció la significación estadística para una p<0,05.

Resultados

Durante el período señalado se realizaron 1.854 intervenciones en 1.739 pacientes. Un total de 86 pacientes (4,9%) precisaron más de un procedimiento durante el ingreso índice. Del total de enfermos, 932 eran varones (53,6%) y 807 mujeres (46,4%). La edad media se situó en 54,19±19,5años (0-88). En total, 1.770 procedimientos (95,5%) tuvieron lugar en pacientes adultos, mientras que 84 de las intervenciones fueron realizadas en pacientes en edad pediátrica (4,5%). El cálculo de comorbilidades mediante el índice de comorbilidad de Charlson obtuvo un promedio de 2,61±1,9 puntos (0-9) (tabla 1). Del total de pacientes, 239 (12,9%) presentaban un proceso oncológico diseminado previo al ingreso inicial.

Tabla 1.

Resumen de datos demográficos de los pacientes y tipo de procedimiento realizado

Sexo
Varones  932 (53,6%) 
Mujeres  807 (46,4% 
Edad  54,19±19,5 años (0-88) 
Pacientes adultos  1.770 (95,5%) 
Pacientes pediátricos (< 18 años)  84 (4,5%) 
Índice de comorbilidad de Charlson  2,61±1,9 puntos (0-9) 
Cirugía programada  1.378 (74,3%) 
Cirugía urgente  476 (25,7%) 
Cirugía craneal  1.183 (63,8%) 
Cirugía espinal/otras  671 (36,2%) 

Se llevaron a cabo 1378 intervenciones de carácter programado, mientras que 476 fueron urgentes. Del total de intervenciones, 1.183 fueron cirugías craneales y 671 fueron espinales o de otro tipo. La mediana de la estancia hospitalaria durante el ingreso inicial se situó en 8 días (1-148). En dicho período fallecieron 36 (2,1%) pacientes.

Un total de 174 pacientes (10,2%) precisaron reingreso en los primeros 30días tras el alta. La tabla 2 muestra los datos pertenecientes a la frecuencia de reingreso y causas del mismo para cada grupo diagnóstico. El 66,1% de los reingresos (115 pacientes) tuvieron lugar en pacientes con antecedente de cirugía craneal, mientras que en 59 (33,9%) de los pacientes que reingresaron se había llevado a cabo cirugía espinal u otro tipo de procedimiento.

Tabla 2.

Casuística y frecuencia de reingreso de los principales grupos diagnósticos, así como la causa de reingreso y su frecuencia

Tumores cerebrales 
Total casos: 329 
Reingresos: 55 (16,7%) 
Diagnóstico de reingreso 
Infección/fístula: 18 casos 
Neumonía/IR: 8 casos 
ITU: 6 casos 
Malfunción derivación: 1 caso 
TVP: 11 casos 
Crisis epilépticas: 2 casos 
Otros: 9 casos 
 
Hidrocefalia 
Total casos: 111 
Reingresos: 5 (4,5%) 
Diagnóstico de reingreso 
Infección/fístula: 1 caso 
Neumonía/IR: 0 casos 
ITU: 0 casos 
Malfunción derivación: 4 casos 
TVP: 0 casos 
Crisis epilépticas: 0 casos 
Otros: 0 casos 
 
Malfunción derivación LCR 
Total casos: 84 
Reingresos: 13 (15,5%) 
Diagnóstico de reingreso 
Infección/fístula: 1 caso 
Neumonía/IR: 0 casos 
ITU: 0 casos 
Malfunción derivación: 12 casos 
TVP: 0 casos 
Crisis epilépticas: 0 casos 
Otros: 0 casos 
 
Hematoma subdural crónico 
Total casos: 92 
Reingresos: 16 (17,4%) 
Diagnóstico de reingreso 
Infección/fístula: 1 caso 
Neumonía/IR: 5 casos 
ITU: 3 casos 
Malfunción derivación: 0 casos 
TVP: 1 caso 
Crisis epilépticas: 1 casos 
Otros: 5 casos 
 
Patología raquídea no instrumentada 
Total casos: 371 
Reingresos: 11 (3,0%) 
Diagnóstico de reingreso 
Infección/fístula: 5 casos 
Neumonía/IR: 1 caso 
ITU: 1 caso 
Malfunción derivación: 0 casos 
TVP: 1 caso 
Crisis epilépticas: 0 casos 
Otros: 3 casos 
 
Patología raquídea instrumentada 
Total casos: 322 
Reingresos: 21 (6,5%) 
Diagnóstico de reingreso 
Infección/fístula: 7 casos 
Neumonía/IR: 3 caso 
ITU: 4 casos 
Malfunción derivación: 0 casos 
TVP: 2 caso 
Crisis epilépticas: 0 casos 
Otros: 5 casos 

Las causas del reingreso se exponen en la tabla 3. La causa principal fue la infección de herida quirúrgica y/o presencia de fístula de líquido cefalorraquídeo (LCR), que ocurrió en 36 pacientes (21,2%), seguida de la presencia de neumonía o insuficiencia respiratoria en 31 casos (18,8%).

Tabla 3.

Diferentes diagnósticos que precipitaron el reingreso con sus correspondientes frecuencias

Diagnóstico de reingreso  n (%) 
Infección de herida/fístula de LCR  36 (21,2) 
Neumonía/insuficiencia respiratoria  31 (18,8) 
ITU  21 (14,8) 
Malfunción DVP  19 (13,1) 
TVP  18 (12,3) 
Crisis epilépticas  7 (4,5) 
Otros  23 (15,3) 

En el análisis estadístico univariante se objetivó relación entre el reingreso a los 30días y la edad superior a 65años, los antecedentes de diabetes mellitus, enfermedad oncológica diseminada previa al ingreso inicial, una mayor puntuación en el índice de comorbilidad de Charlson y un mayor número de días de duración del ingreso inicial. Estos 2 últimos parámetros fueron identificados en el análisis multivariante como factores asociados con el reingreso, con una OR de 1,71 (IC95%: 1,12-2,94) para el índice de Charlson y una OR de 1,30 (IC95%: 1,14-1,50) para la estancia hospitalaria. No se encontró relación alguna entre el reingreso y las variables sexo, cirugía en edad pediátrica o edad adulta, tipo de intervención (craneal frente a espinal-otros) y carácter urgente o no del procedimiento.

Discusión

Las publicaciones centradas en el reingreso han aumentado notablemente desde que en 2010 el Patient Protection and Affordable Care Act (PPACA) elaborara en Estados Unidos un programa de reducción del reingreso destinado a ser implementado a principios del año fiscal 20138. Dicho programa contemplaba un aumento en la penalización para los centros que superasen determinadas cifras de reingreso. Dicha penalización pasaría del 1 al 3% de la asignación económica destinada a cada grupo diagnóstico en el programa Medicare8.

La necesidad de reingreso puede variar en función de cada especialidad médica. Existen publicaciones que sitúan la frecuencia de reingreso en cirugía general en torno al 11,3%4-10, mientras que para enfermos intervenidos de bypass coronario se situaría en un 16,5%11. El trabajo de Friedman en el año 2004 contabilizó una tasa global de reingreso a los 30días en la población Medicare de un 19,5%12 (tabla 4).

Tabla 4.

Frecuencia de reingresos en otras especialidades descrita en trabajos previos

Autor principal (año de publicación)  Grupo de pacientes  % de reingreso 
Friedman y Basu (2014)12  Población Medicare  19,5 
Kassin et al. (2012)4  Cirugía general  11,3 
Schneider et al. (2012)10  Cirugía colorrectal  9-15 
Reddy et al. (2009)9  Pancreatectomía  16 
Hannan et al. (2011)11  Bypass coronario  16,5 

Estudios recientes sitúan la frecuencia de reingreso global en pacientes neuroquirúrgicos entre el 6,8 y el 11,8%13,14. En nuestra serie dicha frecuencia se situó en el 10,2%. En el análisis por separado de la patología de columna y patología craneal se han descrito diferencias en la frecuencia de reingreso. Así, los enfermos intervenidos de la columna precisarían reingreso en torno al 4,2-9,1% de los casos13-17, mientras que el reingreso tras cirugía craneal se situaría entre el 14-24%18 (tabla 5). El estudio presente, sin embargo, no ha encontrado diferencias significativas en las frecuencias de reingreso de ambos grupos.

Tabla 5.

Frecuencia de reingresos en neurocirugía descrita en trabajos previos

Autor principal (año de publicación)  Grupo de pacientes  % de reingreso 
Buchanan et al. (2014)13  Neurocirugía general  6,8 
Shah et al. (2013)20  Neurocirugía general  11,8 
Moghavem et al. (2015)18  Cirugía craneal  14-24 
Marcus et al. (2014)19  Tumores cerebrales  13,2 
Bernatz et al. (2015)15  Raquis  4,7-6,5 

Entre los diagnósticos que precipitaron el reingreso, el más frecuente en nuestra serie estuvo representado por los problemas relacionados con la herida quirúrgica en el 21,2% de los casos. Trabajos previos sitúan dicha frecuencia en el 11-32% de los reingresos en pacientes neuroquirúrgicos2,16,20. En el presente estudio, el desglose de los diagnósticos de reingreso muestra como al menos el 34,4% de los reingresos (los debidos a problemas con la herida quirúrgica o malfunción de sistema de derivación de LCR) se encontrarían relacionados de forma directa con la intervención quirúrgica.

En consonancia con los resultados obtenidos en nuestro trabajo, estudios anteriores han mostrado que una mayor estancia hospitalaria durante el ingreso índice está asociada a un mayor riesgo de reingreso2,3,13,15. Se considera en este caso que la prolongación de la estancia sería una variable subrogada de la existencia de complicaciones postoperatorias4,10. Además de otros inconvenientes, el aumento de la estancia hospitalaria puede facilitar el desarrollo de infecciones nosocomiales que precipiten el reingreso19.

En comunicaciones previas se ha descrito una relación directa entre un mayor número de comorbilidades presentes en el momento del ingreso inicial y la necesidad de reingreso a los 30días. En nuestro trabajo se empleó el índice de comorbilidad de Charlson para asignar un valor proporcional al grado de comorbilidad. Los resultados obtenidos en nuestra experiencia confirman esta asociación.

En relación con la frecuencia de reingreso por grupos diagnósticos, esta se situó en el 16,7% para los tumores cerebrales. Esta frecuencia es ligeramente superior a la descrita en el trabajo de Marcus19, que la sitúa en el 13,2%. Dentro de este grupo la causa más frecuente de reingreso observada en nuestro trabajo fueron los problemas relacionados con la herida quirúrgica. El grupo conformado por los pacientes intervenidos de hematomas subdurales crónicos tuvo la frecuencia de reingreso más elevada en nuestro trabajo, situándose en el 17,4%. En este grupo, a diferencia de lo que sucede con los tumores cerebrales, las causas mayoritarias de reingreso estuvieron representadas por patologías subsidiarias de manejo médico, tales como procesos respiratorios, infecciones urinarias, trombosis venosas y otros diagnósticos médicos.

Un mayor conocimiento de los factores asociados con el reingreso podría hacer posible el diseño de programas destinados a disminuir su frecuencia. La creación de estrategias capaces de reducir el reingreso supondría una importante disminución del coste sanitario, máxime cuando publicaciones anteriores sitúan el coste del reingreso en pacientes previamente tratados de tumores cerebrales en más de 20.000dólares19. De este modo, se han desarrollado estudios que sugieren que una adecuada educación del paciente, junto con cuidadas recomendaciones en el manejo de fármacos como parte de la información facilitada en el momento del alta, reduciría el reingreso a 30días21,22. Otro tipo de acciones irían encaminadas a identificar de forma precoz la aparición incipiente de complicaciones postoperatorias que permitiese instaurar un tratamiento ambulatorio capaz de anticiparse y frenar el desarrollo pleno de un proceso que pudiera precipitar el reingreso19. Para ello es preciso un seguimiento posterior al alta dirigido a pacientes de alto riesgo23. A este respecto, The Agency for Healthcare Research and Quality ha desarrollado un programa de seguimiento en un plan posterior al alta destinado a reducir la tasa de reingreso. La periodicidad establecida para este seguimiento ambulatorio en pacientes neuroquirúrgicos varía dependiendo de la institución. Marcus et al.19 sitúan el momento de esta valoración el día 11 tras el cese de la hospitalización, coincidiendo con la mediana de días transcurridos desde el alta en pacientes que precisaron reingreso.

El presente trabajo es, según nuestro conocimiento, el primero a nivel nacional dirigido a identificar la frecuencia de reingreso en pacientes neuroquirúrgicos así como los factores asociados con el mismo. Dentro de las limitaciones del estudio presente se encuentra el hecho de que los datos correspondan a una única institución. Dado que no se emplearon datos administrativos, los reingresos acontecidos en otros centros no pudieron registrarse. Ello ha privado también de obtener un mayor tamaño de la muestra que redundara en el aumento de la potencia estadística de los resultados. Por otro lado, y a favor del presente estudio, está el hecho de que al contar con información obtenida directamente de la historia clínica por los autores, dicha información contenga mayor fiabilidad. Este modo de recogida de datos evita además la presencia de información inexacta que puede producirse en los estudios basados en datos administrativos, debido a la inconsistencia en la codificación de datos, a la dificultad de los datos administrativos para reflejar cambios importantes en el desarrollo de la enfermedad, así como al hecho de que estos datos estén orientados a fines propiamente administrativos24-27.

En resumen, el conocimiento de la frecuencia de reingreso en pacientes neuroquirúrgicos y los condicionantes asociados representa un campo de estudio necesario de cara a mejorar la calidad asistencial con el consiguiente beneficio para el paciente y la optimización del coste económico. Se precisan estudios posteriores orientados a una mayor caracterización de los factores asociados con el reingreso y a la evaluación de las potenciales intervenciones dirigidas a minimizarlo.

Conclusiones

En nuestra serie, el 10,2% de los pacientes precisaron nuevo ingreso a los 30días. Un tercio de los casos guardó relación directa con la intervención quirúrgica efectuada en el ingreso previo. La comorbilidad múltiple expresada mediante el índice de comorbilidad de Charlson y la duración de la estancia hospitalaria fueron identificados como factores de riesgo independientes de una mayor probabilidad de reingreso a los 30días.

Conflicto de intereses

Los autores declaran no tener ningún conflicto de intereses.

Bibliografía
[1]
J. Benbassat,M. Taragin
Hospital readmissions as a measure of quality of health care: Advantages and limitations
Arch Intern Med., 160 (2000), pp. 1074-1081
[2]
R.P. Kiran,C.P. Delaney,A.J. Senagore,M. Steel,T. Garafalo,V.W. Fazio
Outcomes and prediction of hospital readmission after intestinal surgery
J Am Coll Surg, 198 (2004), pp. 877-883 http://dx.doi.org/10.1016/j.jamcollsurg.2004.01.036
[3]
S.F. Jencks,M.V. Williams,E.A. Coleman
Rehospitalizations among patients in the Medicare fee-for-service program
N Engl J Med., 360 (2009), pp. 1418-1428 http://dx.doi.org/10.1056/NEJMsa0803563
[4]
M.T. Kassin,R.M. Owen,S.D. Perez,I. Leeds,J.C. Cox,K. Schnier
Risk factors for 30-day hospital readmission among general surgery patients
J Am Coll Surg, 215 (2012), pp. 322-330 http://dx.doi.org/10.1016/j.jamcollsurg.2012.05.024
[5]
S. Sarda,M. Bookland,J. Chu,M.M. Shoja,M.P. Miller,S.B. Reisner
Return to system within 30 days of discharge following pediatric non-shunt surgery
J Neurosurg Pediatr., 14 (2014), pp. 654-661 http://dx.doi.org/10.3171/2014.8.PEDS14109
[6]
S.F. Khuri,W.G. Henderson,R.G. DePalma,C. Mosca,N.A. Healey,D.J. Kumbhan
Determinants of long-term survival after major surgery and the adverse effect of postoperative complications
Ann Surg., 242 (2005), pp. 326-341
discusión 341-3
[7]
G.F. Anderson,E.P. Steinberg
Hospital readmissions in the Medicare population
N Engl J Med., 311 (1984), pp. 1349-1353 http://dx.doi.org/10.1056/NEJM198411223112105
[8]
K. Dharmarajan,A.F. Hsieh,Z. Lin,H. Bueno,J.S. Ross,L.I. Horwitz
Diagnoses and timing of 30-day readmissions alter hospitalization for heart failure, acute myocardial infarction, or pneumonia
[9]
D.M. Reddy,C.M. Townsend Jr.,Y.F. Kuo,J.L. Freeman,J.S. Goodwin,T.S. Riall
Readmission after pancreatectomy for pancreatic cancer in Medicare patients
J Gastrointest Surg., 13 (2009), pp. 1963-1974 http://dx.doi.org/10.1007/s11605-009-1006-4
discusión 1974-5
[10]
E.B. Schneider,O. Hyder,B.S. Brooke,J. Efron,J.L. Cameron,B.H. Edil
Patient readmission and mortality after colorectal surgery for colon cancer: Impact of length of stay relative to other clinical factors
J Am Coll Surg., 214 (2012), pp. 390-398 http://dx.doi.org/10.1016/j.jamcollsurg.2011.12.025
discusión 398-9
[11]
E.L. Hannan,Y. Zhong,S.J. Lahey,A.T. Culliford,J.P. Gold,C.R. Smith
30-day readmissions after coronary artery bypass graft surgery in New York State
JACC Cardiovasc Interv., 4 (2011), pp. 569-576 http://dx.doi.org/10.1016/j.jcin.2011.01.010
[12]
B. Friedman,J. Basu
The rate and cost of hospital readmissions for preventable conditions
Med Care Res Rev., 61 (2004), pp. 225-240 http://dx.doi.org/10.1177/1077558704263799
[13]
C.C. Buchanan,E.A. Hernandez,J.M. Anderson,J.A. Dye,M. Leung,F. Buxey
Analysis of 30-day readmissions among neurosurgical patients: Surgical complication avoidance as key to quality improvement
J Neurosurg., 121 (2014), pp. 170-175 http://dx.doi.org/10.3171/2014.4.JNS13944
[14]
M.C. Wang,M. Shivakoti,R.A. Sparapani,C. Guo,P.W. Laud,A.B. Nattinger
Thirty-day readmissions after elective spine surgery for degenerative conditions among US Medicare beneficiaries
[15]
J.T. Bernatz,P.A. Anderson
Thirty-day readmission rates in spine surgery: Systematic review and meta-analysis
Neurosurg Focus., 39 (2015), pp. E7 http://dx.doi.org/10.3171/2015.10.FOCUS15370
[16]
R.A. McCormack,T. Hunter,N. Ramos,R. Michels,L. Hutzler,J.A. Bosco
An analysis of causes of readmission after spine surgery
[17]
B.D. Kim,T.R. Smith,S. Lim,G.R. Cybulski,J.Y. Kim
Predictors of unplanned readmission in patients undergoing lumbar decompression: Multi-institutional analysis of 7016 patients
J Neurosurg Spine., 20 (2014), pp. 606-616 http://dx.doi.org/10.3171/2014.3.SPINE13699
[18]
N. Moghavem,D. Morrison,J.K. Ratliff,T. Hernandez-Boussard
Cranial neurosurgical 30-day readmissions by clinical indication
J Neurosurg., 123 (2015), pp. 189-197 http://dx.doi.org/10.3171/2014.12.JNS14447
[19]
L.P. Marcus,B.A. McCutcheon,A. Noorbakhsh,R.P. Parina,D.D. Gonda,C. Chen
Incidence and predictors of 30-day readmission for patients discharged home after craniotomy for malignant supratentorial tumors in California (1995-2010)
J Neurosurg., 120 (2014), pp. 1201-1211 http://dx.doi.org/10.3171/2014.1.JNS131264
[20]
M.N. Shah,I.T. Stoev,D.E. Sanford,F. Gao,P. Santiago,D.P. Jaques
Are readmission rates on a neurosurgical service indicators of quality of care
J Neurosurg., 119 (2013), pp. 1043-1049 http://dx.doi.org/10.3171/2013.3.JNS121769
[21]
B.W. Jack,V.K. Chetty,D. Anthony,J.L. Greenwald,G.M. Sanchez,A.E. Johnson
A reengineered hospital discharge program to decrease rehospitalization: A randomized trial
Ann Intern Med., 150 (2009), pp. 178-187
[22]
B.E. Koehler,K.M. Richter,L. Youngblood,B.A. Cohen,I.D. Prengler,D. Cheng
Reduction of 30-day postdischarge hospital readmission or emergency department (ED) visit rates in high-risk elderly medical patients through delivery of a targeted care bundle
J Hosp Med., 4 (2009), pp. 211-218 http://dx.doi.org/10.1002/jhm.427
[23]
L.O. Hansen,R.S. Young,K. Hinami,A. Leung,M.V. Williams
Interventions to reduce 30-day rehospitalization: A systematic review
[24]
P.J. Holt,J.D. Poloniecki,M.M. Thompson
Multicentre study of the quality of a large administrative data set and implications for comparing death rates
Br J Surg., 99 (2012), pp. 58-65 http://dx.doi.org/10.1002/bjs.7680
[25]
P.S. Keenan,S.L. Normand,Z. Lin,E.E. Drye,K.R. Bhat,J.S. Ross
An administrative claims measure suitable for profiling hospital performance on the basis of 30-day all-cause readmission rates among patients with heart failure
Circ Cardiovasc Qual Outcomes., 1 (2008), pp. 29-37 http://dx.doi.org/10.1161/CIRCOUTCOMES.108.802686
[26]
H.M. Krumholz,Z. Lin,E.E. Drye,M.M. Desai,L.F. Han,M.T. Rapp
An administrative claims measure suitable for profiling hospital performance based on 30-day all-cause readmission rates among patients with acute myocardial infarction
Circ Cardiovasc Qual Outcomes., 4 (2011), pp. 243-252 http://dx.doi.org/10.1161/CIRCOUTCOMES.110.957498
[27]
L.I. Iezzoni
Assessing quality using administrative data
Ann Intern Med., 127 (1997), pp. 666-674
Copyright © 2017. Sociedad Española de Neurocirugía
Idiomas
Neurocirugía

Suscríbase al Newsletter

Política de cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.