Compartir
Publique en esta revista
Información de la revista
Vol. 28. Núm. 1.Enero - Febrero 2017Páginas 1-50
Compartir
Compartir
Descargar PDF
Más opciones de artículo
Vol. 28. Núm. 1.Enero - Febrero 2017Páginas 1-50
Carta al Editor
DOI: 10.1016/j.neucir.2016.10.003
Síndrome del uno y medio de origen traumático
One-and- a-half syndrome after head trauma
Visitas
77
Paula Román-Pena, Jesús Agulleiro-Díaz, Eduardo Arán-Echabe, Miguel Gelabert-González
Autor para correspondencia
miguel.gelabert.gonzalez@sergas.es

Autor para correspondencia.
Servicio de Neurocirugía, Departamento de Cirugía, Hospital Clínico Universitario de Santiago de Compostela, Universidad de Santiago de Compostela, Santiago de Compostela, La Coruña, España
Visitas
77
Información del artículo
Texto Completo
Bibliografía
Descargar PDF
Estadísticas
Figuras (1)
Sr. Editor:
Texto Completo

Las lesiones traumáticas que afectan al tronco cerebral son poco frecuentes, y habitualmente están relacionadas con traumatismos de alta energía, cursan con deterioro importante del nivel de consciencia.

El síndrome del uno y medio es un trastorno de la movilidad ocular que se caracteriza por una parálisis de la mirada conjugada horizontal hacia el lado de la lesión y una oftalmoplejía internuclear ipsilateral. Se produce generalmente por una lesión unilateral en la porción inferior de la protuberancia, y sus causas más frecuentes son de origen vascular (isquemia o hemorragia), esclerosis múltiple, tumores, etc.1. Su etiología postraumática es excepcional, con escasas referencias bibliográficas2,3.

Mujer de 74 años con antecedentes de diabetes mellitus tipo 2, hipertensión arterial, glaucoma en ambos ojos y osteosíntesis de ambos tobillos, que sufre una caída accidental en su domicilio mientras tendía la ropa (se le escaparon las zapatillas y cayó hacia atrás), recibiendo un traumatismo occipital sin pérdida de conocimiento. A los pocos minutos nota algo extraño en la vista, desarrollando seguidamente mareos y sensación de inestabilidad. Posteriormente presenta dolor de cabeza, por lo que acude al hospital.

Al ingreso, la paciente estaba consciente y orientada (GCS: 15) presentaba una oftalmoplejía internuclear izquierda con paresia para la aducción hacia el lado izquierdo y nistagmo monocular horizontal en el ojo derecho.

Se realizó una tomografía computarizada cerebral que mostró una lesión hiperdensa a nivel de la unión mesencéfalo-protuberancial de 9,2×4×3mm (figs. 1A y B). Con posterioridad, una resonancia magnética (RM) cerebral mostró una lesión hemorrágica en la unión pontomesencefálica de localización parasagital izquierda, y no se observaban focos de captación patológicos que sugieran neoplasia o malformación vascular (figs. 1C y D). La paciente fue tratada de forma sintomática, presentando a los 2 meses del episodio traumático la desaparición del nistagmo y mejoría en la movilidad ocular.

Figura 1.
(0,24MB).

Tomografía computarizada al ingreso (A y B) y resonancia magnética secuencias en T1 (C y D), ambas sin contraste, mostrando el foco hemorrágico en protuberancia (flecha).

El síndrome del uno y medio es una alteración de la movilidad ocular que se presenta con una parálisis de la mirada conjugada horizontal hacia un lado, mientras hacia el lado opuesto solo puede realizar la abducción; es decir que cuando intenta realizar los movimientos horizontales, un ojo permanece inmóvil (uno) y el otro solo puede moverse hacia afuera (medio)1.

Se produce por una lesión del núcleo del VI par craneal y/o de la sustancia pontina paramediana asociado a una lesión del fascículo longitudinal medio ipsilateral (FLM)3. Fue descrito por primera vez por Miller Fisher en 19674, y sus causas más frecuentes son las lesiones vasculares que afectan al tronco cerebral, tanto isquémicas como hemorrágicas, la esclerosis múltiple y algunos tumores del tronco cerebral3.

La aparición de este síndrome en relación con un traumatismo craneal es poco frecuente, ya que las lesiones traumáticas del tronco cerebral condicionan alteraciones importantes del nivel de consciencia, dificultando la exploración y diagnóstico de trastornos de la movilidad ocular en los que es precisa la colaboración del paciente. El mecanismo por el cual se produce la lesión del fascículo longitudinal medio implica fuerzas transversales que dañan el aporte vascular, dando lugar a un infarto que afecte al FLM. El aporte vascular a los núcleos profundos del tronco cerebral procede de las arterias perforantes paramedianas de la arteria basilar. El traumatismo ocasiona fuerzas transversales que elongan estos vasos, dando lugar a la isquemia o hemorragia2. Otro posible mecanismo de lesión sería que por efecto del traumatismo se pueda producir una hiperflexión del tronco con estiramiento y disrupción de las fibras del fascículo medial5. Nuestra paciente había sufrido un claro traumatismo occipital con un corto intervalo de tiempo entre el impacto y la aparición de las alteraciones oculares, por lo que claramente se podía establecer una relación causa-efecto, y descartar que se tratase de un accidente cerebrovascular, que sería la causa más frecuente de este síndrome en una persona de edad avanzada.

REFERENCES
[1]
M. Arias,J. Castillo,S. Colell,A. Castro,D. Dapena,M. Lema
Síndrome del uno y medio: demostración de infarto isquémico protuberancial mediante tomografía computarizada cerebral
Med Clin (Barc), 82 (1984), pp. 56
[2]
W.P. Walsh,J.W. Hafner,J.C. Kattah
Bilateral internuclear ophtalmoplegia following minor head trauma
J Emerg Med, 24 (2003), pp. 19-22
[3]
A. Cases,M.J. Martí,R. Blesa,E. Tolosa
Síndrome del uno y medio de etiología vascular isquémica: a propósito de 7 casos
Neurologia, 3 (1988), pp. 26-30
[4]
C.M. Fisher
Some neuro-ophtalmological observations
J Neurol Neurosurg Psyachiatr, 30 (1967), pp. 383-392
[5]
C. Constantoyannis,F. Tzortzidis,N. Papadakis
Internuclear ophtalmoplegia following minor head injury: A case report
Br J Neurosurg, 12 (1998), pp. 377-379
Copyright © 2016. Sociedad Española de Neurocirugía
Idiomas
Neurocirugía

Suscríbase al Newsletter

Política de cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.